¿Qué es el desahucio exprés?

Está claro que ninguna persona querría vivir la experiencia de un desahucio, ya sea ejecutándolo o sufriéndolo. Los resultados que nos dejan los últimos datos presentados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) nos muestran un descenso en los desahucios practicados.

Este descenso se ve motivado por la reducción de los lanzamientos por ejecuciones hipotecarias, mientras que los derivados por la Ley de Arrendamiento Urbanos (LAU) se han visto incrementados.

Aunque se haya visto un descenso de los desahucios, estos siguen ocasionando muchos problemas a las personas que se ven afectados por ello. Te dejamos un artículo anterior donde explicamos las consecuencias psicológicas de los desahucios.

Ante este aumento de los desahucios derivados por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), hemos decidido hacer un post explicando todo lo que debes saber sobre este tipo de desahucios.

¿Qué es el desahucio express?

Hay muchas dudas acerca del término “desahucio express”, alegando que es un tipo de desahucio diferente, nada más allá de la realidad. El desahucio express es únicamente un lanzamiento en el que se han simplificados los trámites y por tanto, se agiliza el proceso.

Así pues, este tipo de procedimiento sólo podrá ser utilizado por ciudadanos particulares, entidades sin ánimo de lucro y administración pública que tengan la propiedad en sus manos. De esta manera, las entidades privadas o los fondos de inversiones no podrán hacer uso de este proceso, teniendo que ir al procedimiento normal.

Qué debe hacer el propietario en un desahucio express

Lo primero que debes hacer es intentar conseguir el dinero adeudado por el inquilino de manera amistosa. En caso de que se niegue, deberás plantearte otras acciones más serias.

Si no ha surtido efecto la petición amistosa del dinero, puedes intentar realizar una petición por escrito a través de un burofax. Muchas veces esta acción suele surtir efecto en los inquilinos con el pago de las rentas adeudadas.

Si hay algo que no debes hacer en ningún caso es cortar los suministros (agua, gas, luz…), cambiar la cerradura… ya que esto puede ser utilizado por los inquilinos para llevar a cabo una denuncia contra el propietario de la vivienda. Esto es porque, a nivel jurídico, el inquilino es el poseedor de la vivienda.

Si no ha funcionado ninguna de estas acciones, sólo le quedará presentar una demanda de desahucio e ir a un proceso judicial. Además, se deberá aportar una fotocopia del contrato de alquiler y el burofax, en caso de que se hubiese enviado.

Qué debe hacer el inquilino en un desahucio express

Si por desgracia te han interpuesto una demanda de desahucio como consecuencia del impago de las rentas, podrás realizar tres acciones:

  • La primera opción que puedes hacer es pagar las rentas adeudadas y las costas, así como dar continuidad al contrato de arrendamiento. Esta continuidad del contrato podrá darse sólo cuando se haya presentado un burofax y sea la primera demanda.
  • Oponerse a la demanda de desahucio acreditando el pago
  • Sin duda, una de las opciones es no hacer nada y esperar al desahucio, aunque las rentas que no sean pagadas se irán acumulando y serán reclamadas. En este caso, es aconsejable la contratación de un abogado para acordar una opción para la salida.

¿Cuál es el tiempo medio de un desahucio express?

En lo que se refiere al tiempo estimado que puede llevar un procedimiento de desahucio, no hay nada establecido. Esto se debe a los diferentes ritmos de trabajo en los juzgados y las diferentes cargas de trabajo que puedan tener.

Así pues, teniendo en cuenta los anteriores factores, este procedimiento suele oscilar entre los 4 y los 6  meses.

 

Esperamos haberte ayudado a conocer un poco más sobre los desahucios express y saber cómo debes actuar dependiendo en la situación en la que te encuentres. En caso de que te veas envuelto en un proceso de desahucio no dudes en contactar con nosotros.

¡PODEMOS AYUDARTE!

¿Alguna duda?

Contacte con nosotros por el medio de contacto que desees:

Contrate nuestros servicios

Desde tan solo 99€. Elige tu pack:

Menú