LAS PROPINAS COMO CONDICIÓN DE TRABAJO

 

Así lo ha determinado el Tribunal Supremo, en una controversia existente entre varios sindicatos y la empresa.

La demanda de conflicto colectivo solicita la nulidad de la decisión adoptada por la mercantil de suprimir las propinas en los centros de trabajo afectados, y se reconozca el derecho de los trabajadores perjudicados a continuar recibiendo de los clientes usuarios, si así lo desean, las propinas que hasta ahora venían percibiendo, en los mismos términos y formas.

El Tribunal Supremo, ha estimado el recurso de casación interpuesto, y razona que “las propinas son una liberalidad, en tanto que la clientela decide si las abona o no. De ahí que la percepción de propinas no pueda esgrimirse como un derecho frente a la clientela, habida cuenta de su carácter voluntario”.

El magistrado concluye, que “el derecho a la percepción de las propinas difícilmente puede considerarse como condición de trabajo y mucho menos que su modificación pueda ser considerada como sustancial habida cuenta de que con ella no se produce una transformación de ningún aspecto fundamental de la relación laboral, ya que no sólo es de escasa trascendencia económica sino que no afecta a ninguna de las condiciones básicas del contrato ni a su propio objeto. Por ello entiende que el empresario podía tomar su decisión unilateralmente sin necesidad de acudir al procedimiento previsto en el artículo 41 ET, fundamentalmente, porque se trataba de una condición de la relación con sus clientes y porque los efectos de tal decisión sobre los trabajadores fijos eran de escasa cuantía y trascendencia”.

 

Si usted tiene cualquier duda o problema, puede contactar con nosotros sin compromiso en www.defendoabogados.es o en el 976234768, y le ayudaremos a solucionarlo.

 

ELENA GONZALEZ

¿Alguna duda?

Contacte con nosotros por el medio de contacto que desees:

Contrate nuestros servicios

Desde tan solo 99€. Elige tu pack:

Menú