LA COMISION DE UN DELITO NO AUTORIZA LA ENTRADA A UN DOMICILIO

 Para que la autoridad policial se encuentre facultada a entrar en un domicilio sin autorización de su morador y sin orden judicial es preciso que exista flagrancia delictiva.

 

¿Qué es la flagrancia delictiva?

Que el delito ya se haya consumado y ya no hay como prevenir un mal mayor.

La STS 758/2010, de 30 de junio, establece que deben de concurrir los siguientes elementos:

  1. La inmediatez de la acción que se esté cometiendo o se haya cometido instantes antes.
  2. La inmediatez personal, que equivale a la presencia de un delincuente en relación con el objeto o instrumento del delito.
  3. La necesidad urgente de la intervención policial, de tal modo que por las circunstancias concurrentes se vea impelida la policía a intervenir inmediatamente para evitar la progresión delictiva o la propagación del mal que la infracción acarrea, la detención del delincuente y/o la obtención de pruebas que desaparecerían si se acudiera a solicitar la autorización judicial.

 

Por ello, no cualquier delito faculta a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado a irrumpir por la fuerza en un domicilio, necesitando en ciertos casos una autorización judicial.

 

Desde Defendo Abogados, estudiamos tu caso y la viabilidad del mismo, pudiendo contactar con nosotros sin compromiso en www.defendoabogados.es o en el 691888190.

¿Alguna duda?

Contacte con nosotros por el medio de contacto que desees:

Contrate nuestros servicios

Desde tan solo 99€. Elige tu pack:

Menú