Libertad condicional

Es la última fase del cumplimiento de la condena y se llama también “cuarto grado”. Esta fase permite al condenado cumplir lo que le queda de pena en libertad, siempre y cuando no cometa ningún delito y además cumpla todos aquellos requisitos adicionales de conducta que se le puedan imponer. Existen varias clases de libertad condicional: la genérica, el adelantamiento, la especial para personas con más de 70 años, la especial para personas enfermas graves y la especial para extranjeros.

LIBERTAD CONDICIONAL GENÉRICA

Los requisitos para ser clasificado en cuarto grado (libertad condicional) son:

  • Que se encuentre en tercer grado (régimen abierto).
  • Que haya cumplido las tres cuartas partes del tiempo de la condena.
  • Que se observe en el preso buena conducta y en consecuencia el Equipo Técnico redacte un informe de pronóstico individualizado y favorable de reinserción social.

El cumplimiento de estos requisitos no da lugar a una concesión automática de la libertad condicional, porque es necesaria una valoración por la Junta de Tratamiento.

LIBERTAD CONDICIONAL PARA CONDENADOS CON 70 AÑOS O MÁS.

No por ser una persona mayor se deja de tener responsabilidad penal. Sin embargo, si cumple los siguientes requisitos, se le puede conceder la libertad condicional:

  • Estar clasificado en tercer grado de tratamiento (régimen abierto).
  • Entregar su partida de nacimiento o DNI donde conste que tiene setenta años o más.
  • Que haya un pronóstico favorable de reinserción social.

A diferencia de la libertad condicional genérica, no es necesario que el preso haya cumplido las tres cuartas partes de su condena.

LIBERTAD CONDICIONAL PARA PERSONAS ENFERMAS

Es necesario cumplir los siguientes requisitos:

  • Estar clasificado en tercer grado de tratamiento (régimen abierto).
  • Que haya un informe médico que señale que a corto-medio plazo, la enfermedad que sufre el preso es incurable
  • Que haya un pronóstico individualizado favorable de reinserción social.

A diferencia de la libertad condicional genérica, no se exige ningún período de cumplimiento.

LIBERTAD CONDICIONAL PARA PERSONAS EXTRANJERAS

Cuando un extranjero que no resida de manera legal en España está cumpliendo una pena de prisión, el Juez puede decidir que se le imponga como condición para disfrutar del cuarto grado el volver a su país de origen.

En Defendo Abogados estudiaremos su caso para poder ver todas las opciones posibles para ofrecerle la libertad condicional si fuera posible dentro de sus circunstancias. No dude más y póngase en contacto con nuestro despacho, estaremos encantados de analizar su caso y tratar de ofrecerle la libertad condicional lo antes posible dentro de cada situación.

¿Alguna duda?

Contacte con nosotros por el medio de contacto que desees:

Contrate nuestros servicios

Desde tan solo 99€. Elige tu pack:

Menú