Custodia compartida

Cuando los progenitores deciden dejan de convivir, es imprescindible para el interés del menor o los menores que ambos tengan en común, establecer un Convenio Regulador o Pacto de Relaciones Familiares, donde se regulen ciertos aspectos adaptados a la nueva situación.

Uno de ellos es la guarda y custodia de los menores. En décadas pasadas, la custodia compartida apenas se instauraba en dicho pacto, pero en la actualidad, y teniendo en cuenta que lo normal es que ambos progenitores trabajen, se está implantando de una forma más habitual.

¿QUÉ BENEFICIOS TIENE?

La custodia compartida reporta muchos beneficios, tales como que el menor puede disfrutar de la compañía de ambos progenitores de una forma igualitaria y viceversa, y fomenta la igualdad de derechos y obligaciones entre los padres.

¿CÓMO SE  ESTABLECE?

Si la separación o divorcio se hace de mutuo acuerdo, y los progenitores están de acuerdo con implantar este tipo de custodia, no habrá ningún problema en hacer efectivo este extremo.

Sin embargo, si no existe acuerdo en esta materia, porque uno de los progenitores requiere la custodia de forma individual, habrá que plantear un divorcio contencioso, en el que se argumentarán los motivos por los cuales debe ser aplicada la custodia compartida.

¿CUÁNDO PROCEDE SU APLICACIÓN?

El Tribunal Supremo ya se ha manifestado de numerosas sentencias en las que declara que la custodia compartida debe aplicarse con prioridad a la custodia monoparental, salvo que existan circunstancias que lo desaconsejen. Además, este tipo de custodia también se contempla en el artículo 92 del Código Civil, el cual desarrolla ampliamente la posibilidad de hacer uso de la misma.

En Aragón, cabe destacar el artículo 80.2. del Código de Derecho Foral de Aragón, recientemente reformado, que establece que, en caso de desacuerdo de los progenitores con respecto a la custodia, el Juez adoptará la custodia compartida o individual de los hijos e hijas menores atendiendo a su interés, teniendo en cuenta el plan de relaciones familiares que deberá presentar cada uno de los progenitores y atendiendo, además, a una serie de factores enumerados en tal precepto.

¿EN QUÉ CONSISTE?

La custodia compartida consiste en que dicho menor este a cargo con cada uno de los progenitores en períodos iguales. La misma se puede dividir por semanas, quincenas o meses, no obstante, dicha decisión se tomará atendiendo principalmente al interés y las necesidades del menor. No obstante, atendiendo a las circunstancias de cada caso, se puede atribuir un tiempo superior a uno de ellos, y a pesar de ello, la custodia seguirá calificándose como compartida.

Le asesoraremos si desea la custodia compartida de sus hijos, encontrado la mejor solución y el bienestar de los mismos.

¿Alguna duda?

Contacte con nosotros por el medio de contacto que desees:

Contrate nuestros servicios

Desde tan solo 99€. Elige tu pack:

Menú