Tarjetas revolving

Son unas tarjetas en las que sólo se puede realizar el pago aplazado. Este pago se aplaza con sus correspondientes intereses, aumentando la cantidad considerablemente.

Podríamos decir, que es como un crédito que se renueva automáticamente a su vencimiento mensual (línea de crédito permanente), ya que una vez que el cliente reembolsa al banco mensualmente su cuota, esta vuelve a estar disponible para poder utilizarla de nuevo.

Las mismas suelen ofrecer diferentes opciones de pago:

  • Pagar una cantidad fija mensual.
  • Pagar un porcentaje de la deuda pendiente.

La entidad bancaria no informa al cliente de las consecuencias de su uso ni de los intereses que deberá de pagar, siendo los mismos elevados, pudiendo llegar hasta el 27%.

Nuestro consejo es evitarlas a toda costa.

A modo de ejemplo, por una deuda de 750 € y una tasa anual equivalente de un 25 %, usted tiene que pagar cada mes casi 19 € para poder saldarla.

Nuestro Tribunal Supremo ya se ha pronunciado sobre las mismas, estableciendo que los intereses fijados son abusivos en base a la Ley de la Usura. El riesgo de impago no justifica unos intereses tan elevados, siendo los bancos quienes deben de comprobar la solvencia y capacidad de pago de sus clientes a la hora de entregarles dichas tarjetas.

Además, también pone en entredicho otros elementos que tienen que ver con su comercialización.

Si has sido afectado por el uso de una de estar tarjetas, te ayudaremos a cancelarla y a reclamar todos los intereses que has pagado de más por el uso de la misma.

¿Alguna duda?

Contacte con nosotros por el medio de contacto que desees:

Contrate nuestros servicios

Desde tan solo 99€. Elige tu pack:

Menú