CONDENADA UNA ASEGURADORA A PAGAR INDEMNIZACIÓN POR CESE DE ACTIVIDAD A CAUSA DEL COVID

            Así lo ha decretado el Juzgado de Primera Instancia nº 14 de Granada, en su Sentencia de 21 de julio de 2021.

Cada vez son más los juzgados que están tomando este criterio, siendo pioneras las Sentencias de la Audiencia Provincial de Gerona 59/2021 de 3 de febrero y 254/2021 de 16 de Junio.

El Juzgado de Primera Instancia nº 14 de Granada, ha condenado a la aseguradora Generali a pagar 80.000 euros al propietario de un restaurante que se vio obligado a cesar la actividad de su negocio por las restricciones impuestas por el Gobierno al inicio de la pandemia.

El contrato que el cliente tenía con dicha aseguradora, establece en las condiciones generales el límite por la pérdida de explotación del negocio bajo una indemnización máxima diaria de 90 días. Además, las condiciones particulares prevén como contratada la garantía de pérdida de explotación con la indemnización diaria de 500 euros y el límite sujeto al cálculo de la pérdida real y efectiva fijándose como días de indemnización 90.

Asimismo, determina que el objeto de la cobertura será “hasta la cantidad y por el período máximo indicado en las condiciones particulares, las pérdidas que usted sufra con motivo de la paralización parcial o total de la actividad de negocio asegurado, a consecuencia de cualquier siniestro cuyos daños materiales encuentren amparados por esta póliza”.

En dicha póliza se establecían las causas que no estaban cubiertas, quedando excluida “la paralización total o parcial de la actividad del negocio asegurado”.

El Tribuna establece que “la redacción de la cláusula objeto de litis no deja lugar a dudas que se trata de cláusula limitativa del riesgo asumido y no delimitador del mismo ya que, al hacer constar que se incluye en la definición del riesgo la pérdida de beneficios como consecuencia de cualquier siniestro cuyos daños materiales encuentren amparados por esta póliza, indica que cualquier tipo causa de paralización de la actividad se encuentra incluida en el ámbito del contrato, debiendo de haber sido aceptada expresamente por el asegurado la que excluya aquella conforme al art. 3 de la LCS, y las causas de exclusión que indica el demandado han de haber sido expresamente destacadas del condicionado y expresamente aceptadas por el demandante, circunstancia esta que no consta. Además, no puede calificarse lo sucedido como fuerza mayor. Habiendo sufrido un cierre total del establecimiento, durante el periodo que aparece fijado como máximo en la póliza, la pérdida de todo tipo de beneficio es un hecho notorio respecto de la totalidad de los negocios no calificados como esenciales en la norma que impuso el confinamiento de la población y el cierre de los establecimientos”.

 

Por ello, sumamos una Sentencia más favorable al cliente, en la que deberá de recibir una indemnización de 80.000 euros, más el interés legal incrementado en un 50% desde la fecha del siniestro.

Asimismo, debe de pagas las costas judiciales.

 

Si usted está en una situación similar o tiene cualquier duda o problema, puede contactar con nosotros sin compromiso en www.defendoabogados.es o en el 976234768.

 

ELENA GONZALEZ

      Abogada

¿Alguna duda?

Contacte con nosotros por el medio de contacto que desees:

Contrate nuestros servicios

Desde tan solo 99€. Elige tu pack:

Menú